Vocación: «estilo y compromiso de vida mirando a lo que esperáis llegar a ser»

marzo 27, 2013

Vocación: «estilo y compromiso de vida mirando a lo que esperáis llegar a ser»

Homilía de D. Ginés en la misa crismal, donde hizo referencia al seminario. La hemos resaltado en letra roja. Texto sacado de la web de la diócesis http://www.diocesisdeguadixbaza.org “Bendito sea Dios, Padre de NuestroSeñor Jesucristo, que nos habendecido en Cristo con toda clase debendiciones espirituales en el cielo.  Élnos eligió en la persona de Cristo antes de la fundación del mundo para quefuésemos santos e irreprochables anteél por el amor”(Ef 1,3-4). Con estas palabras del apóstol en sucarta a los cristianos de Éfeso, quierosaludaros a todos, mis queridoshermanos y hermanas en el Señor, en el marco de la Misa Crismal, verdadera manifestación de la Iglesia, en toda su belleza y hondura. Estas palabras de la Escritura no quieren ser sólo saludo, sino también deseo y oración. La elección de Dios a cada uno de nosotros, se remonta a la eternidad y se hace actual cada día de nuestra vida. La elección de Dios es una bendición que se realiza en Cristo. Por Él somos lo que somos, y a Él nos dirigimos para poder responder con generosidad a esta elección. Por eso, mi deseo y oración, es que seamos santos e irreprochables ante él por el amor. El amor de Dios nos hace santos y nos destina a gozar de la gloria de Dios por siempre. Si miramos a nuestra vida, descubrimos que todo lo hemos recibido, que todo es obra del amor de Dios. También la fe, y también las vocaciones específicas a las que hemos  sido llamados en el seno de la Iglesia. La Misa Crismal es una oportunidad, cada año, para dar gracias a Dios por tanto como hemos recibido de su amor. Es esta acción de gracias la que nos lleva a profundizar en nuestra vocación para responder con fidelidad y generosidad. I  Hace apenas unos días recibimos el don de un nuevo Sucesor del apóstol San Pedro en la persona del Papa Francisco. Una vez más, el Señor nos enseña que la Iglesia es suya y es él quien la conduce con amor eterno. Los pronósticos humanos chocaban con la providencia divina que señalaba al elegido. Un obispo venido de la otra orilla del mundo, un nuevo obispo de Roma que transmite autenticidad y coherencia, la que sólo nace de la vida de un testigo. Un padre y un hermano para este momento de la historia, un compañero que viene a confirmarnos en la fe (Cf Lc 22,32). Recibimos al Papa Francisco en la fe; pedimos al Señor por él, para que su fe no se apague, sino que con ella alumbre a todo el cuerpo de la Iglesia. En este momento solemne, junto al Presbiterio y a la comunidad diocesana aquí reunida, quiero renovar, en nombre de toda esta iglesia de Guadix, nuestra adhesión filial y la obediencia que debemos al que nos preside en el nombre del Señor. Francisco es Pedro, y nosotros queremos vivir, con él, en la comunión de la Iglesia. Al mirar a los acontecimientos de la sucesión en el ministerio petrino que hemos vivido en estos días,...

Leer Más