Instalaciones

El edificio del Seminario San Torcuato, cumplió la misión de albergar a aquellos candidatos de la diócesis de Guadix que se preparaban para ser sacerdotes. Data su construcción de los años cincuenta pero por la escasez de vocaciones en años posteriores, se cedió su uso a la Institución Benéfica del Sagrado Corazón para que ejercitasen su labor apostólica. En la década de los ochenta recupera su uso como Seminario Mayor y es en la primera década del dos mil cuando se decide cerrarlo y que los seminaristas mayores pasaran a completar su formación en el seminario San Fulgencio de la Diócesis de Cartagena en la ciudad de Murcia. En el curso 2011-2012 se reabre como Seminario Menor. En sus instalaciones cuenta con treinta habitaciones con baño individual repartidos en los dos pisos. En la planta baja está la capilla-oratorio, sala de internet, sala de lectura, sala de estar, sala de reuniones, comedor, cocina y lavandería. Cuenta con un patio exterior que hace las veces de campo de deportes.